54eb246d194f6escudo hermandad de san rafael

Ilustre Hermandad del Arcángel San Rafael. Custodio de Córdoba

Orígenes

San Rafael Arcángel, en el año 1578, se le apareció al padre Andrés de las Róelas durante cuatro noches distintas, siempre a media noche, cuando el sacerdote terminaba sus rezos conminándolo a que se venerarase el sepulcro encontrado en la iglesia de San Pedro como los auténticos huesos de los Santos Mártires de Córdoba. Andrés de las Roelas, temeroso de que todo fuera un engaño de sus sentidos y después de consultar el caso con importantes teólogos de la Compañía de Jesús, visitó al Provisor el cual le ordenó que si se producía una quinta aparición, le preguntase quién era. De esta forma en la madrugada del día 7 de Mayo del año de 1578 el aparecido le juró de ésta forma: “Yo te juro, por Jesucristo crucificado, que soy Rafael, ángel a quien Dios tiene puesto por guarda de ésta ciudad”.

El padre Roelas después de una vida ejemplar fallecía en Córdoba en el año 1587 a los setenta y dos años, siendo digno de resaltar la prudencia y discreción con que en todo momento trató cuanto hacia referencia a estos prodigios, dando conocimiento de los mismos sólo a los teólogos. De ésta forma tuvieron que pasar 25 años para que la relación completa de las apariciones y revelaciones del Arcángel San Rafael, dictadas por el padre Roelas a su amigo Juan del Pino pudiesen ser leídas. Desde que se tuvo noticia de las apariciones de Arcángel San Rafael al padre Roelas, se estableció un oratorio en la casa en la que había vivido éste virtuoso sacerdote iniciándose en 1610 las obras para erigir una iglesia dedicada a su culto las cuales finalizaron por primera vez en 1732 y tras la ampliación comenzada en 1796 se terminaron las obras que dan origen al templo actual en 1806. En su interior está constituida la sede de la Ilustre Hermandad del Arcángel San Rafael, Custodio de Córdoba, que tiene como misión velar por la perpetuación y mayor esplendor de los cultos a su titular y que se celebran todos los días 7 de cada mes y de forma especial el 7 de Mayo. Para Córdoba el gran día es el 24 de Octubre, fecha en que la Iglesia Católica tiene concedida a nuestra ciudad el privilegio de la celebración del día de San Rafael.

Al Arcángel San Rafael le corresponde el honor de ser el Custodio de Córdoba, desde que en la Edad Media una epidemia de peste asoló Europa diezmando a la población. Córdoba entera se encomendó a San Rafael y milagrosamente la peste pasó por la ciudad sin apenas causar daño alguno, por lo que, en agradecimiento, la ciudad lo nombró Custodio eterno de la misma. Son muchas las representaciones de San Rafael que existen en nuestra ciudad y que son conocidas como “triunfos”, ya que en ellas el arcángel se muestra “triunfante” sobre las enfermedades y las catástrofes que asediaron la ciudad.

54ec5efa74233san-rafael1
54ec5f0186415san-rafael2

Fundación

Las reglas se hicieron, para mejor gobierno de la Hermandad, en el año 1655 por el Rvdmo. Sr. D. Antonio Valdés, y su provisor D. Matías López.

Existieron unas reglas y constituciones aprobadas, el 15 de diciembre de 1734, por el obispo de Córdoba y que, posteriormente, fueron sancionadas y aprobadas por el rey Felipe V, el 30 de enero de 1737, en Madrid. Reglas que durante mucho tiempo desaparecieron y que, afortunadamente, hoy conserva la Hermandad. Poseen una pintura, realizada por el memorable pintor de esta ciudad Antonio del Castillo, que tiene por cabeza a nuestro Sagrado Arcángel. Estas reglas constaban de 23 suscintos capítulos, siendo el decimosegundo el más extenso “Del modo de hacer las elecciones” en el que se puede leer los siguiente: “… y antes de voar se rezará de rodillas el Veni creator… se publicará la elección y se entonarán el Te Deum… Todo Hermano Mayor al dejar su puesto, continuará perteneciendo a la Junta Directiva con el título de Consejero perpetuo”

Siendo Obispo de Córdoba el Rvdmo. y Excmo. Sr. D. Francisco Solís del Sagrado Orden de Ntra. Sra. de la Merced y Provisor D. Manuel González Benito se aprobaron nuevas constituciones el año de 1766.

Sede Canónica

Iglesia del Juramento de San Rafael