Categories: 2019, Actos, Agrupación

LA OBRA SOCIAL DE LAS COFRADÍAS

Durante la mañana del sábado se celebró en la Fundación Miguel Castillejo la I Jornada sobre Cofradías y Acción Social, organizada por la Agrupación de Cofradías.

En este año 2019, en el que la Agrupación de Cofradías de Córdoba, celebra el LXXV aniversario de su fundación, no podía faltar un acto que recordarse a la que es una de las misiones más destacada de las hermandades y cofradías: la caridad. Para ello, se ha desarrollado la primera Jornadas sobre Cofradías y Acción Social, coordinada por Julián Hurtado de Molina.

La apertura de la jornada, corrió a cargo del delegado de hermandades, Pedro Soldado, el presidente de la Agrupación, Francisco Gómez y Julián Hurtado.

El presidente de la Agrupación dirigió su reflexión a los asistentes recordando la importancia de dichas ayudas sociales y lo que supone en nuestra sociedad actual.

La segunda intervención de esta apertura fue para el cronista, Julián Hurtado, que explicó cómo se desarrolla el trabajo de la comisión de caridad de la Agrupación. En este caso se crea una comisión en la que varios representantes de hermandades reciben los proyectos propuestos por las hermandades y tras estudiarlos deciden a cuáles irán destinados esos fondos.

En tercer lugar habló el delegado diocesano de hermandades y cofradías, que centró sus palabras en un recordatorio de cómo el Señor nos enseñó que no debíamos olvidar a nadie y menos aún si nos necesitaban.

La primera ponencia estuvo a cargo de Julián Hurtado, quien disertó sobre la evolución histórica de las hermandades y su acción social, con unos primeros hospitales que estaban relacionados con la acción social. Durante muchos años la Iglesia fue la que se dedicaba en exclusiva a esta misión y terminó nombrando los proyectos a los que dedican tanto esfuerzo las hermandades de nuestra ciudad, reflexionando sobre la importancia de ellas y la necesidad de su ayuda.

En la segunda intervención hemos podido escuchar a D. Salvador Ruiz, director de Cáritas de Córdoba, quien centró sus ideas en cómo cristianos no debemos olvidar que el origen de las hermandades es la caridad y que todos somos Iglesia, por lo que nos une con Cáritas la caridad y la evangelización, siendo la caridad parte de esta segunda actuación, aunque aún debemos crecer mucho en este sentido.

Tras un descanso en la cercana Hermandad de la Paz, se inició la mesa redonda moderada por Francisco Bocero y con la participación del párroco de la Trinidad e impulsor de su obra pía, José Juan Jiménez, además de José Maqueda, hermano mayor de la Hermandad de la Misericordia y el propio Julián Hurtado. En la mesa se dialogó sobre la necesidad de avanzar y profundizar en la obra social, en la importancia que ésta tiene para la sociedad actual y en la dedicación e incluso profesionalización de este ámbito en las cofradías.

Concluyó la jornada con la clausura por parte del delegado diocesano, Pedro Soldado, quien abundó en los tres pilares sobre los que se sostiene la acción de la Iglesia y también de las cofradías: culto, evangelización y caridad.