Categories: 2021, Actos, Agrupación

MANUEL PRONUNCIÓ UN BUEN PREGÓN

Manuel Santos “Manu”, durante una hora desgranó grandes dosis de sentimiento y amor por las cofradías de Córdoba en un pregón que reunió en San Pablo a los jóvenes de las hermandades.

CRÓNICA DE ABC:

Esta Cuaresma sí. Palabras emocionadas, versos, vivencias, devociones y música han ido de la mano en el Pregón de la Juventud de la Semana Santa 2021 concebido por el cofrade de la Esperanza Manuel Santos y pronunciado este sábado en la Real Iglesia de San Pablo de Córdoba.

Manuel Santos ha introducido una novedad con respecto a otros pregones de la Juventud: la música como acompañamiento en algunos pasajes de su intervención. Así, han sonado en algunos momentos emblemáticas marchas cordobesas interpretadas al piano por Álvaro Roldán. Fue su también amigo José Ávila, de la cofradía de la Esperanza y del Prendimiento, quien se encargó de su presentación.

Manuel Santos, nacido en Granada en 1996 pero criado en Córdoba, es diputado de cultos y presidente del grupo joven de la cofradía de la Esperanza y hermano del Socorro desde 2016. Este anuncio se lo había encomendado la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba en 2020, pero quedó pospuesto por la pandemia hasta este sábado.

Los bancos de las naves de San Pablo, con las limitaciones de aforo que rigen en la actualidad, se llenaron completamente para escuchar las vivencias de Manuel Santos de otras Semana Santas plenas. Los aplausos se sucedían. Al lado del pregonero, un altar dedicado a la Virgen de la Esperanza. Tras él permanecía el altar de cultos de la hermandad de la Expiración.

Las alusiones al coronavirus han estado presentes en la intervención de Manuel Santos, así como Pedro Antonio de Trevilla (quien unificó todas las procesiones en una): «Por eso este año tranquilos que, aunque un virus sin coronar nos suspenda las procesiones sin compasión ni piedad, vosotros sed pacientes y no está de más rezar, que vencer venceremos y sólo nos queda esperar», animaba Manuel Santos.

A los amigos
La amistad con los cofrades en sus distintos roles (costalero, mayordomo, capataz, lector de prensa morada, florista, artista, entre muchos otros) también ha llenado algunos de sus versos. Los azahares, el rico sabor de las torrijas, la honda espiritualidad sentida ante las imágenes han sido otras pinceladas del pregón.

Las hermosas palabras del final fueron para la Virgen de la Esperanza: «Ella, principio y fin de quienes en Ella esperan. La que pinta los corazones de verde si se apenan. La que da luz con su luz, la que cumple sus promesas, la que un día me miró, y correspondió con gentileza».

El planteamiento de Manuel Santos ha sido novedoso al dar entrada a la música, con fragmentos de marchas cordobesas de Semana Santa al piano tan señeras como ‘Lágrimas y Desamparo’, ‘Virgen de las Angustias’, la plegaria de los Dolores, la saetilla de ‘Saeta cordobesa’, ‘Una oración a la Virgen’, ‘Tras tu verde manto’, ‘He ahí la Esperanza’, ‘Una oración a la Virgen’ y ‘Esperanza cordobesa.

«Te echaré de menos, pero sé que volverás», decía Santos sobre la Semana Santa mientras sonaba ‘Saeta cordobesa’: «Volverás con tus bullicios, volverás con tus silencios (…) Volverás Semana Santa. Luz de Dios, a nuestro encuentro».

enlace