Categories: 2021, Actos, Agrupación

EL SEÑOR DE LA SANGRE EN EL CARTEL

El cartel de la Semana Santa de Córdoba de 2021 presenta al Señor de la Sangre como protagonista del mismo.

La presentación del cartel contó con la presencia de numerosas autoridades como el alcalde de Córdoba o el delegado de la Junta de Andalucía, así como concejales de diversas formaciones políticas.

En el cartel, el Señor muestra el Sagrado Corazón entre resplandores de tonos rojizos y otras peculiaridades que el autor describió de esta forma:

“Esta será la alianza que haré con ellos después de aquellos días -oráculo del Señor-: Pondré mi ley en su interior y la escribiré en sus corazones; yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo.” Jeremías 31, 33.
Este es un texto revolucionario de Jeremías, que me llega durante el proceso de este cartel de la mano de mi amigo y hermano Fray José Manuel de la Cruz y que resume perfectamente el mensaje místico de la obra.

FICHA TECNICA

La obra está realizada con técnicas mixtas sobre un papel de algodón encolado a tabla de 75 centímetros de ancho por un metro y 40 centímetros de alto. Para ello se ha utilizado grafito, acuarela, bolígrafo y acrílico. Responde a un esquema compositivo en forma de rombo que ocupa la figura central y protagonista de la obra. En torno a él se funden diferentes planos a través de veladuras y superposiciones de papel a modo de collage. La paleta de colores se sitúa en tonos cálidos predominando los tonos ocres y rojizos tan característicos del monumento principal y por la que es internacionalmente conocida esta ciudad, la Mezquita-Catedral.

EL ENCARGO

La noticia de este encargo me llega de parte de Saray Herrera de la Vocalía artística de la agrupación de Cofradías de la Ciudad de Córdoba, desde ese momento ella ese convierte en nexo de unión y apoyo fundamental en todo este proceso. Es el momento de agradecer a la Agrupación de Hermandases, a Olga, su presidenta y a ti, Saray, el apoyo, la ayuda y sobre todo la confianza depositada en mi trabajo, la valentía de aposta por una técnica que para muchos es desconocida y que aun genera cierto recelo.

Es de agradecer también que brindéis total libertad a la hora de elegir imágenes Titulares y demás contenido. La comodidad de trabajar sin pautas y encorsetamientos hace que el artista pueda volcar su verdadero yo en la obra y así ha ocurrido en este caso. 

TITULAR

Para ser lo más justo y equitativo me estudie cartel a cartel de la Semana Santa Cordobesa desde la década de los 60. Prevaleció en mi selección Imágenes que no hubieran protagonizado antes este magno anuncio y, entre ellos, me decidí por los titulares cristíferos puesto que abundaban en los últimos años las representaciones marianas.

La imagen de Nuestro Padre Jesús de la Sangre en el desprecio del Pueblo que Antonio Eslava gubiara en 1978 para la Hermandad del Cister casaba perfectamente con el mensaje que quería lanzar. Cristo se nos presenta con actitud humilde pero regia, que aun con las manos atadas, demuestra su gran poder sobre nosotros y nos espera para consolarnos con su mirada serena.

Retumban en mi memoria las largas conversaciones sobre arte, diseño y pintura que compartí en varias ocasiones con el querido y añorado Padre Fray Ricardo de Córdoba. Las pautas aprendidas sobre el arte cofrade en aquellas charlas han estado presente desde el primer momento en mi labor de investigación y composición. Estoy seguro que él me ha acompañado en todo el proceso y me iluminado en mis decisiones. Desde aquí mi agradecimiento al cielo y la dedicatoria de esta obra.

Antes de pasar a la descripción de la misma quiero dar las gracias a Álvaro Córdoba Hinojo por cederme una magnifica fotografía en la que apoyar mi trabajo y a José María Gordillo, mi fotógrafo de cabecera por realizar la fotografía técnica y maquetación de la obra para su reproducción.

LETRAS

El reto para anunciar la semana Santa 2021 se presenta al plantearte estas preguntas:¿Qué se va a celebrar?y ¿Con qué fórmulas va a reinterpretarse lo que todos los años sucede de la misma forma? Si aún no está del todo claro, imaginaos meses atrás cuando empieza este proyecto. Todo eran incógnitas

Todo apuntaba que este año cualquier tipo de cultos que se pudiera celebrar sería de puertas para dentro y que nuestras iglesias y capillas jugarían un papel muy importante.

La Semana Santa en los templos: este concepto debería abanderar el cartel.

Las letras que coronan esta composición así lo hacen. Cada letra de la palabra “CÓRDOBA” refleja detalles de algunos de estos templos conformado un diverso recorrido cultural por la amplia diversidad histórica y artística de esta ciudad.

Desde los icónicos arcos bicolor de la Mezquita, hasta los rosetones gótico mudéjar de las iglesias fernandinas de San Lorenzo y San Pablo, pasando por las abigarradas yeserías barrocas de San Agustín o apoyándonos en la reja del paso pétreo que siempre está montado: el del Cristo de los faroles en Capuchinos.

Un arduo trabajo de documentación y conocimiento para solventar el primero de los requisitos que me puse:  El cartel tenia que ser DE Córdoba, para Córdoba y algo más complejo, tenía que ser un cartel hecho POR Córdoba.

Este cartel es para los cordobeses, pero también está hecho POR Cordobeses. Y es que en esta obra hay, literalmente, tinta y trazos de manos cordobesas.

Yo sólo me he limitado a ordenar y a unir lo que vosotros mismos me habéis entregado. Os lo explico:

En medio de estos tiempos de incertidumbre, lo único que podía descifrar era cómo se sentía la Córdoba Cofrade ante esta insólita situación.

¡Si! Ya tenía la clave, EL SENTIMIENTO COFRADE COMÚN

Eso era exactamente lo que tenía que contar y anunciar pero aún me faltaba saber cómo expresarlo sobre esta tabla. Lo descubrí aquí, en esta misma sala durante el acto de designación del cartelista.

Me dirigía a todos ustedes hablando de corazones rotos por las nuevas noticias acerca del estado de la pandemia y por consiguiente del oscuro futuro que se atisbaba referente a las salidas procesionales. Hablé de corazones rotos que teníamos que remendar, y pegar entre todos los cofrades para encontrar la verdadera esencia de Semana Santa.

CORAZONES

Pues bien, esos corazones se materializaron en trozos de papel que hice llegar por correo a mi discretísima mano derecha en esta tarea, Rafael Cuevas, hoy mi presentador, y durante estos meses mi cómplice, mi asesor y el pilar más fuerte que he tenido en esta encomienda.

Sabía del conocimiento y vinculación a la vida cofrade, pero nunca imaginaria el esfuerzo y la entrega dedicada. Lo has trabajado, sufrido y, espero que disfrutado como algo tuyo. Ya te lo he dicho varias veces, aún tengo que encontrar la manera de agradecerte todo lo que me has dado. Gracias Rafa.

Él se ha encargado de repartir esos corazones rotos por toda la ciudad, encontrándose a Cordobeses que se han abierto el alma de par en par escribiendo y dibujando esta historia agridulce en pequeños trozos de papel que me han servido de base para mi pintura.

*Ahí está el corazón de Víctor Guerrero, enfermero de la uci del Reina Sofía, testigo de la cruda realidad que hay en los hospitales y que cada día la pone en manos de su Virgen de los Dolores.

*Está también el corazón de todos los artesanos que ven peligrar su futuro; los pedidos de flores que no se hicieron, la cera que no se derretirá, bordadores, orfebres… y tantos y tantos oficios que de forma directa o indirectamente viven de la Semana Santa y que cierran sus puertas sin saber si volverán a abrirlas

*Escrita de la mano de Rafael Vals está la partitura de “Saeta cordobesa” en compás de espera al igual que los ecos del pregón que aún no ha dado Rafael Fernández

*… el dibujo de Valeria y Victoria Doctor, niñas de cuna cofrade que sueñan con un Viernes Santo en la calle.

*… o la frase que me dijo Doña Lola, una cordobesa que lleva años viviendo en Sevilla y que no dudó en pararme por la calle para decirme que ojalá el año que viene pueda ver los preciosos pasos su añorada Córdoba.

*Si siguen buscando encontraran hasta la receta de una ama de casa, Dory, mi madre, de cuna cordobesa y que aún recuerda el sabor a Semana Santa que tenía el pastel cordobés que hacia su tía María

*Nos refuerzan las palabras de ánimos de Ángel Carrero, capataz del Santo Custodio que avivan las ganas de seguir aguantando este chicotá que ya se nos hace demasiado larga

*Las conmovedoras palabras de Fernando Morillo-Velarde, cofrade ejemplar que comparte su corazón y la devoción de SU Cristo de la Sangre con el recordado Fray Ricardo a quien le debo la inspiración de esta obra

Todos estos corazones, remendados unos con otros, sustentan los cimientos de esta composición.

CORAZÓN DE JESÚS

Y entre todos esos corazones, uno de ellos se alza triunfante y resplandeciente haciéndose protagonista indiscutible: El Sagrado Corazón de Jesús. Veneración que desde hace siglos ha servido de salvaguarda y protección ante plagas, pandemias, guerras y, todo tipo de penurias.

Se confiaba ese poder al “Detente”, un pequeño escapulario de papel o de tela con la imagen del corazón envuelto en la frase “Detente, El corazón de Jesús está conmigo”.

No es casualidad que las palabras “Semana Santa” sean las que en este caso envuelvan el infalible y sagrado icono.

Al esbozar sus primeros trazos inevitablemente se iba desempolvando dentro de mí el recuerdo de la que es la verdadera devoción en mi familia, y a la que mi abuela paterna desde bien pequeño me enseñó a acudir para protegerme de cualquier mal y que hoy día sigue siendo escudo protector de nuestra casa.

Quiero terminar el recorrido compositivo con un homenaje a todas las almas que se ha llevado la pandemia y que están representadas de la forma más sincera, pura y peculiar que lo hacéis aquí, encendiendo cada una de esas velas, oraciones encendidas de amor que derramáis con fervor a los pies del que aquí todo lo puede, San Rafael, Patrón y Custodio de esta bendita Ciudad. No puede haber más Córdoba en esas velas. Con ellas termino esta explicación en la que he querido describir cómo me he abierto en cuerpo y alma para ofreceros lo mejor de mí y dar forma a vuestra Semana Santa que ya considero también mía.

Muchas gracias

El trabajo de Martin Mena es una espectacular obra de arte que anuncia una Semana Santa tan especial como la de este año. El cartel cuenta con la ayuda patrocinadora del Ayuntamiento de Córdoba y la Caja Rural.