54eb234db7419escudo hermandad del rocio

Hermandad del Rocío de Córdoba

Visitar Web www.rociocordoba.com

Orígenes y fundación

La advocación del Rocío se remonta al siglo XIII (1252-1284). Siendo el rey Alfonso X el Sabio quien erigió la primera ermita tras la conquista de Niebla (1262). Las tierras donde se enclavaba la ermita estaban atravesadas por caminos muy transitadas que se cruzan a escasos metros de esta lo que favoreció la propagación de la devoción a la Blanca Paloma. En el año 1760, se bendice un nuevo Santuario de mayores dimensiones orientado de este a oeste. Este Santuario sufrirá varias reformas hasta que, finalmente y a propuesta del obispo de Huelva, en cabildo general celebrado por la Pontificia y Real Hermandad Matriz de Almonte el 31 de julio de 1961 se acordó levantar un nuevo y más amplio santuario a la Virgen., convocándose un concurso de anteproyectos del que salió elegido el presentado por los señores Balbontin de Orta y Delgado Roig. El día 12 de abril de 1969, alrededor de las 12 y media entraría la Virgen del Rocío de nuevo en su Santuario.

Dentro de la historia del Rocío, el hecho más gozoso es al Coronación Canónica de su Titular. Por la Bula Pontificia del 8 de septiembre de 1918 se ordena y manda sea coronada Nuestra Señora del Rocío. Esta Coronación Canónica se llevó a cabo en una ceremonia solemne el día 8 de junio de 1919, por el Excmo. y Rvdmo. Cardenal de Sevilla Don Enrique Almaráz y Santos. El Cardenal Arzobispo ofreció la homilía y puso en las Benditas Sienes de Nuestra Señora del Rocío la corona diciendo: “Así como te coronamos en la tierra, merezcamos, por tu intercesión ser coronados en el Cielo”.

Aunque la fundación de la Hermandad cordobesa del Rocío no se realiza hasta 1978, la devoción que muchos cordobeses sentían por la “Blanca Paloma” se retrotrae a muchos años atrás. Las primeras noticias disponibles se remontan a las décadas de los años veinte y treinta del pasado siglo. Fue por esos años cuando el célebre rejoneador Antonio Cañero encargó a Julio Romero de Torres la pintura del medallón del primitivo Simpecado que hoy se halla depositado en el museo que lleva el nombre del insigne pintor

54ec5caa014a9rocio1
54ec5cafa04ferocio2
54ec5cb82f48frocio3

En 1935 un nutrido grupo de rocieros cordobeses asistieron en grupo organizado y con gran brillantez a la romería del santuario de las marismas almonteñas. Para ello habían solicitado permiso previamente al obispo Pérez Muñoz, siendo este inmediatamente concedido. Precisamente en esa solicitud se incluía la firme promesa de constituir la hermandad para el año siguiente, acompañando un borrador de estatutos. Tal documento iba avalado por numerosas firmas de miembros de conocidas familias cordobesas e incluso de personajes célebres del mundo taurino como el citado Antonio Cañero y los toreros “Guerrita” y “Machaquito”. Sin embargo el estallido de la guerra civil española dio al traste con esos deseos. Afortunadamente el Simpecado fue depositado en el convento de Santa Clara por la familia Natera, donde las monjas de clausura lo custodiaron. Y aunque la devoción a la Virgen del Rocío nunca desapareció del corazón de muchos cordobeses, habrían de transcurrir casi 40 años para que de nuevo empezara a existir en muestra ciudad un movimiento rociero que deseaba erigir su propia Hermandad. Fruto de este clima propicio se va a producir el primer intento de fundación. Será Antonio Bautista Romero quien mantendrá correspondencia con el hermano mayor de la hermandad matriz de Almonte, solicitando información a fin de realizar la erección de una hermandad filial en esta ciudad. A pesar de que de momento no llegó a hacerse realidad tal deseo, esta intención delataba ya la existencia de un clima favorable para conseguir tal objetivo.

El día 5 de febrero de 1978, en la Iglesia de San Basilio, se celebró la misa fundacional y la primera imposición de medallas. Su primer hermano mayor fue Pedro Gordillo Rojas y su primer consiliario el mismo párroco Guillermo Romero. Dos meses después la hermandad matriz de Almonte nombra filial a la de Córdoba. En una primera etapa, que podemos situarla hasta 1990, la hermandad se fue configurando y consolidando. Así, durante el mandato de Francisco Rodríguez Ferrer se hizo por primera vez el camino completo desde Córdoba en el año 1987. También en estos años la hermandad compró dos solares en la aldea del Rocío para la futura casa de hermandad que se construiría en años posteriores.

En 1986 se entronizó una imagen de la Virgen del Rocío en el paso de palio de Ntra. Sra. de la Victoria que procesionaba en aquel entonces el Domingo de Ramos.

En 1990, se aprobaron los reglamentos del Coro y del Camino, siendo Córdoba de las poquísimas hermandades que cuentan con estos reglamentos.

El día 2 de Marzo de 1991, se nombró Hermano Honorario de esta Hermandad al Excmo. Ayuntamiento de Córdoba, siendo también recibidos como hermanos en el mismo acto y a petición propia el entonces alcalde D. Herminio Trigo y la concejal de urbanismo Dña. Rosa Aguilar. En el mismo año 1991 fue designada la Hermandad de Córdoba por la Matriz de Almonte, para organizar los actos relativos a la Asamblea Anual de Hermandades de Andalucía Oriental, realizada el dia 16 de marzo en el Salón de Mosaicos del Alcázar de los Reyes Cristianos, constituyendo un gran éxito de organización y convivencia.
El día 28 de agosto de 1995 se solicita al Obispo de Córdoba, Don José Antonio Infantes Florido, el cambio de sede a San Pedro de Alcántara, convento perteneciente a la parroquia del Sagrario, y nombrar Consiliario al párroco de la misma D. Bartolomé Menor Borrego. Esta petición fue concedida con fecha 8 de septiembre de dicho año, coincidiendo con la aprobación de los nuevos estatutos adaptados al Estatuto-Marco. La Hermandad se integró como miembro de pleno derecho en la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba en el año 2,001 , siendo dicha Agrupación nombrada Hermano de Honor, según consta en autorización del Obispado de fecha 5 de marzo de 2001.

El día 19 de febrero de 2002 es nombrado Capellán de Camino el Rvdo. Sr. D. Tomás Pajuelo Romero por el Sr. Obispo D. Fco. Javier Martínez Fernández, a petición de la Hermandad. Destaca en este periodo la brillantez de los distintos actos organizados con motivo de conmemorar los veinticinco años de su fundación.

El día 3 de octubre de 2004, día de la peregrinación anual al Rocío y después de una solemnísima Santa Misa concelebrada por seis sacerdotes, entre los que se encontraban el capellán de camino D. Tomas Pajuelo, el director espiritual D. Bartolomé Menor, el padre D. José González de Quevedo y otros, y presidida por el Excmo. Sr. D. Miguel Castillejo, se procedió a la bendición oficial de la Casa de Hermandad.

La Hermandad filial de Córdoba posee casa propia en la aldea del Rocío, ubicada en el número 5 de la calle Cigüeña.

Sede Canónica

Real Iglesia de San Pablo.