54eb1a0eb0bc7escudo hermandad del rescatado

Ilustre y Piadosa Hermandad y Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno Rescatado
y María Santísima de la Amargura

Visitar Web www.rescatado.org

La devoción a Jesús Nazareno Rescatado en nuestra ciudad data de los primeros años del siglo XVIII, tratándose de la adaptación local del Jesús de Medinaceli, advocación muy venerada a partir de un episodio histórico en el que los frailes de la orden trinitaria rescataron un notable conjunto de imágenes de tierras musulmanas. Así, ya en 1713 consta la constitución de una hermandad que pasa a lo largo de más de dos siglos por fases de plenitud y, sobre todo, de honda postración, pero sin que ello signifique merma alguna del cariño de los cordobeses por Jesús Rescatado. Así en 1771 figura en una relación de las hermandades cordobesas ordenada por el Presidente del Consejo de Castilla, no figurando cinco años más tarde en el informe confeccionado a petición del Obispo Trevilla. Años más tarde, en 1852 y 1853 la imagen es procesionada por la Hermandad del Buen Suceso y Ángeles de la Parroquia de San Andrés. En los comienzos del último cuarto del siglo XIX lleva una vida bastante precaria incorporándose en algunas ocasiones a la procesión del Santo Entierro del Viernes Santo. Ya en el siglo XX, la imagen procesiona en 1925 y 1928 integrada en un único cortejo con las hermandades de Jesús del Calvario y del Santo Cristo de Gracia.

Desde 1939 un grupo de cofrades, en su mayor parte procedentes de la cofradía del Santo Cristo de Gracia, dan los primeros pasos para refundar la cofradía. Hasta la emisión de decreto fundacional de 1941 se constituye una junta gestora encargada de llevar a cabo esta tarea. El día 20 de agosto de 1941 el vicario general de la Diócesis, concedía en nombre del Obispo don Adolfo Pérez Muñoz el decreto constitucional de la hermandad siendo elegido hermano mayor unos días después don Francisco Fernández de Córdoba y Moreno, cargo que ocuparía hasta 1948.

El Jueves Santo 2 de abril de 1942 la cofradía realizaba su primera estación penitencial. En 1944 pasa a ocupar su, desde entonces, tradicional lugar en el Domingo de Ramos. En el año 1945 estaba prevista la incorporación a la procesión de la Virgen de la Amargura, si bien la lluvia retrasó este proyecto para el año siguiente. La consolidación de la cofradía se cimentará durante el primer mandado de don Antonio Bejarano Nieto, Hermano mayor de noviembre de 1948 hasta octubre de 1955 quien recibió en el año 1951 la Medalla al Mérito Cofrade instaurada por la cofradía de Jesús de Pasión.

En 1959 se estrena el paso del Señor realizado por Castillo Ariza que procesionó hasta fechas muy recientes. El deterioro del paso en el que recorría las calles cordobesas María Santísima de la Amargura condujo a que en el año 1960 dejase de salir parra no reincorporarse la imagen a las estaciones penitenciales hasta el año 1968.

54ec4a71878afrescatado1
54ec4a7a844cerescatado2
54ec4a83eb0d5rescatado3
54ec4a8d5853drescatado4
54ec4a998de7arescatado5
54ec4aa1ca041rescatado6

La duquesa de Medinaceli regala a la Hermandad la túnica del Señor el Domingo de Ramos 11 de abril de 1965, fecha en la que rotulo una avenida cordobesa con la advocación del titular de la Hermandad. La misma señora ofrendaba a la cofradía una de sus insignias más representativas, el estandarte de la casa ducal de Medinaceli, el 19 de marzo de 1967, participando aquel año en la estación penitencial junto a las damas camareras.

En la Semana Santa de 1964, por disconformidad con la supresión de la carrera oficial por los aledaños de la Catedral, la hermandad lo incluyó en su recorrido de vuelta, dando lugar a un larguísimo recorrido, que la junta de gobierno decidió eliminar al año siguiente, tanto por su excesiva duración como por la soledad con la que discurrió la estación penitencial por las viejas calles del casco histórico.

Desde 1972 a 1983 ocupa el cargo de hermano mayor don Ángel Raya Martínez incrementándose notablemente el número de cofrades y completando el primitivo paso de palio, a la vez que son aprobados por el obispo Cirarda, en el año 1975, unos nuevos estatutos que contempla la modificación hábito nazareno incluyendo desde entonces la capa para todos los hermanos.

En el año 1988 un vehículo atropella al paso de la Virgen de la Amargura durante un ensayo de costaleros sin que afortunadamente supusiese graves consecuencias pero que sirvió para que el Excmo. Ayuntamiento de Córdoba comenzase a regular este tipo de actividades.

En el año 1983 se acomete la necesaria restauración de la imagen titular organizándose para la vuelta una solemne procesión en la que, por primera vez, el Rescatado era portado a hombros de costaleros. En el año 1988 se decide sustituir el paso de palio, repujado en cuero por Juan Martínez Cerrillo por otro nuevo.

Entre los años 1991 y 1992 se celebra el cincuentenario refundacional con un completo programa de actos en el que destaca un pregón a cargo de don Antonio M. Capdevila Gómez y una función solemne oficiada por el obispo de la diócesis, don José A. Infate Florido, el 13 de noviembre de 1992 y la salida procesional extraordinaria del día 14 de noviembre de ese mismo año portado sobre costaleros en el paso de Nuestro P. Jesús del Silencio, cedido para la ocasion por la Hermandad del Amor y con el acompañamiento musical de la Banda de Nuestra Señora del Carmen de Salteras.

En el cabildo general de hermanos del día 17 de abril de 1995 se acuerda encargar un nuevo paso a José Carlos Rubio que posibilite la primera estación penitencial de la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno Rescatado sobre hermanos costaleros en la noche del Domingo de Ramos de 1997.

Se trata de la única hermandad cordobesa en la que el paso de palio antecede al del titular Cristífero. Esto es debido a las largas filas de penitentes, que en cumplimiento de sus promesas, acompañan al Rescatado, y que en más de una ocasión han alcanzado las quince mil personas.

Sede Canónica

Parroquia de Nuestra Señora de Gracia.