54eb19d457300escudo hermandad del amor

Real Hermandad y Cofradía del Santísimo Cristo del Amor, Nuestro Padre Jesús del Silencio en el Desprecio de Herodes
y María Santísima de la Encarnación

Visitar Web www.esperanzacordobesa.com

D.Pelayo González, primer párroco de Jesús Divino Obrero, al frente de un grupo abnegado de cordobeses, mayoritariamente residentes en el barrio del Cerro , fue el verdadero impulsor de la Cofradía del Amor, fundada el 8 de mayo de 1955, firmando la solicitud de aprobación de sus prieros estatutos y de erección canónica el 6 de agosto siguiente, requerimientos que eran respondidos positivamente por el entonces obispo de Córdoba Fray Albino con fecha 28 de octubre de ese mismo año.

Esta hermandad se constituía en torno a una antigua imagen de un Crucificado, de proporciones menores del tamaño natural, al que se rendía culto en la ciudad al menos desde las primeras décadas del XVI. En aquellas fechas se encontraba en la ermita de San José, aledaña a la plaza de la Magdalena y era procesionado junto con las imágenes de la Virgen Dolorosa, San Juan Evangelista, la Verónica, San Dimas y el Mal ladrón. cada Viernes Santo por una primitiva cofradía a la que pertenecían los más destacados miembros de la sociedad cordobesa, existiendo constancia del patronato que los señores de Belmonte y los Fernández de Córdoba tenían sobre dicha ermita destinada a iglesia y hospital y fundada en 1385.

Desvirtuado el carácter originario de la ermita eminentemente religioso y hospitalario, y llegados al siglo XIX, en que las tres hermandades existentes en ella (Santo Crucifijo, San Nuflo y San José) quedan refundidas en una sola, se asiste a un paulatino declive, hasta que en 1820 se suprime la estación de penitencia, en virtud del decreto que instituía la procesión oficial del Santo Entierro, única permitida. A muy poco desaparece la Cofradía y la ermita es cerrada al culto. Allí permaneció la imagen hasta que, construida la nueva parroquia de Jesús Divino Obrero, y a instancias del obispo Fray Alvino, es trasladada a dicho templo, erigiéndose canónicamente en el señalado año 1955. La imagen se encontraba por aquel entonces muy deteriorada por lo que hubo de se restaurada gracias a la generosa iniciativa del párroco don Pelayo, que también costeó el paso con el que el Cristo salió algunos años.

Ya desde el 8 de mayo de 1955, en que se reunió por primera vez el grupo de feligreses que fundaron la Hermandad, se constituyó una junta provisional de gobierno, presidida por don Juan Cadenas Rodríguez, que, una vez establecida canónicamente la cofradía pasó a ser el primer hermano mayor de la misma.

En el año 1956 estaba prevista la primera salida procesional de la Cofradía si bien la lluvia la retrasó hasta el Domingo de Ramos del año siguiente. A partir de la incorporación de la Hermandad del Santísimo Cristo de las Penas en 1958, la cofradía del Amor fue la tercera de las cuatro que procesionaban el Domingo de Ramos en hacer su entrada en el itinerario oficial, aunque de 1963 a 1968 pasó a realizarlo en primer lugar. Durante los sesenta la nueva hermandad fue alcanzando la necesaria consolidación al tiempo que enriquecía el hasta entonces humilde patrimonio material. En el año 1967 nombraba hermano mayor honorario al entonces Príncipe don Juan Carlos de Borbón, distinguiendo a su esposa doña Sofía con el titulo de camarera mayor de honor. En 1968 estrenó un nuevo paso para el Señor, y en 1969 una cruz de guía, labrada en los talleres de Vda. de González Herrera que, por su mérito, presidió el escenario en el pregón de la Semana Santa de 1970, pronunciado por don Luís Jiménez Martos y marcado por el dolor ante el recientemente fallecimiento del obispo Fernández-Conde. Durante todos estos años procesionó con un único paso en el que, además de su titular, figuraban dos pequeñas imágenes de María y de San Juan, conjunto que se vio incrementado en 1973 con San Dimas y Gestas, constituyendo así una nutridísima escena sobre una canastilla de reducidas dimensiones, si bien, a partir de 1981, quedó solamente en este paso la figura del Crucificado.

La Semana Santa de 1971 presentó la singularidad histórica de que al no poder realizar la estación de penitencia el Domingo de Ramos, a causa de la lluvia, la realizó el Jueves Santo, aunque sin incluir la carrera oficial, siendo esta la única ocasión en la que la cofradía no ha procesionado en su día habitual.

54ec4a11ddd32amor1
54ec4a11ddd32amor1
54ec4a21315c9amor3
54ec4a29c26c2amor4
54ec4a3223ecdamor5
54ec4a3d3ba68amor6

El 25 de marzo de 1981 don Pelayo y fray Ricardo de Córdoba bendecían la nueva imagen de la Virgen de la Encarnación que la hermandad había encargado al imaginero sevillano Luís Álvarez Duarte en el año 1979. Su incorporación exigió un cambio en los estatutos, que ya habían sido renovados en 1975, para permitir la cotitularidad de la Señora, modificación que es aprobada el 21 de marzo de 1982. En 1981 María Stma. de la Encarnación se sumaba a la estación de penitencia. Aunque en sus primeras salidas llevó bajo sus trabajaderas a los costaleros de la Hermandad del Císter, en 1984 las hermanas de la cofradía decidieron asumir tal responsabilidad; si el primer año la mecieron hasta abandonar su barrio, ya al siguiente realizaban toda la salida procesional, convirtiéndose en la primera cuadrilla de hermanas costaleras de Andalucía.

El año 1991 está marcado por la incorporación a la cofradía de la imagen de Nuestro Padre Jesús del Silencio. Esta talla había sido realizada por Ortega Bru en un principio para una Hermandad que se pretendía constituir en Cádiz. Sin embargo, los obstáculos presentados por el Consejo Diocesano de Hermandades y Cofradías de Cádiz, y la propia Diócesis, a la incorporación de una nueva cofradía así como la participación de fray Ricardo de Córdoba, hicieron que estos cofrades gaditanos, dirigidos por Silverio Sotomayor, trajeran la imagen a nuestra ciudad en septiembre de 1991, con la calurosa acogida de la Hermandad del Amor, presidida por Joaquín Santiago Fenoy tras la mediación del Presidente de la Agrupación de Cofradías, Juan B. Villalba Cabello y el apoyo del Obispo de la Diócesis, José Antonio Infantes Florido que obtuvieron la autorización de Monseñor Dorado, Obispo de la Diócesis gaditana, previa firma de un documento y compromiso de la Agrupación de Cofradías de Córdoba con determinadas garantías. La Sagrada Imagen fue depositada en la sede de la Agrupación de Cofradías, el 25 de septiembre, siendo trasladada a la parroquia de Jesús Divino Obrero, el 16 de noviembre en solemne procesión con representación de todas las cofradías agrupadas a incorporándose a la estación de penitencia de la cofradía en el año 1992, convirtiéndose así esta hermandad en la única que en aquel momento procesionaba tres pasos, si bien este año no pudo completar el recorrido, ya que a la altura de la parroquia de San Francisco, una rotura obligó a dejarla en dicha parroquia. En el año 1993 ya realiza completo el recorrido de la cofradía. En el año 1994 el imaginero Manuel Téllez realizó las figuras de Herodes y un sayón, terminado de completar el misterio en el año 2003.

Entre las bandas que acompañan a la cofradía en su estación penitencial del Domingo de Ramos, lleva tras el palio a su propia banda de música, la Agrupación Músico-Cultural Stmo. Cristo del Amor, creada por impulso de Francisco Vázquez Vacas, en 1972, como evolución de las dos bandas de cornetas y tambores con las que ya contaba la hermandad, y que motivó el patrocinio de una auténtica escuela musical, en la que la cofradía se benefició durante muchos años del magisterio del profesor Conde Magán.

En el año 2005, la hermandad celebró su Cincuenta Aniversario Fundacional con un extenso programa de actos que culminó con una Salida Extraordinaria que llevó al paso del Santísimo Cristo del Amor a la Santa Iglesia Catedral en la tarde del día 22 de octubre. Para esta especial ocasión, el Santísimo Cristo del Amor volvió a ser acompañado por las imágenes de la Virgen y San Juan que lo acompañaban en los primeros tiempos de la Hermandad.

Sede Canónica

Parroquia de Jesús Divino Obrero.