54eb1c61246e3escudo hermandad del buen suceso

Hermandad de Penitencia y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús del Buen Suceso en su encuentro con su Santísima Madre la Virgen de los Dolores en la calle de la Amargura, María Santísima de la Caridad y San Andrés Apóstol

Entre los primeros días de junio y el día 2 de octubre de 1973, da sus primeros pasos la Hermandad del Buen Suceso. Este es el resultado del trabajo de un grupo de antiguos alumnos y allegados del Colegio Parroquial de San Andrés encabezados por don Francisco Naranjo y que encontraron el apoyo sin reservas del párroco don Manuel Márquez. Así el 2 de octubre del citado año se firma el decreto de erección canónica de la nueva hermandad que elige como primer hermano mayor a don Daniel de Luque.

Muy pronto, se le encarga al imaginero cordobés Juan Martínez Cerrillo la restauración de las diversas imágenes que compondrían el misterio, en especial la de la talla del Señor que había pasado por muy difíciles vicisitudes desde su realización a finales del siglo XVII. Así, el Martes Santo de 1974, la cofradía realiza su primera estación de penitencia, a pesar de que las circunstancias adversas parecieron ponerla en peligro e incluso la hermandad del Prendimiento suspendía la suya.

En esta primera salida, la hermandad no salió desde San Andrés, sino desde la casa de los Sepúlveda, en la calle General Varela, pues hasta el año siguiente no estuvieron terminadas las obras que permitirían la salida desde San Andrés.

El 4 de enero de 1975, la hermandad nombró como Hermano Mayor Honorario a la Policía Municipal de la ciudad, acompañando desde entonces a la hermandad una representación de este cuerpo cada Martes Santo.

En el año 1977, bajo el nombre de María Santísima de la Caridad en sus Dolores la hermandad incorpora su paso de palio que será ocupado por varias tallas a lo largo de la historia de la cofradía. La primera fue una antigua Imagen, restaurada que procesionó allí durante cinco año pasando posteriormente al paso de misterio donde sustituyó a una Dolorosa de escaso valor artístico que recibía el nombre de Virgen de la Estrella.

54ec4e198b660buensuceso1
54ec4e2467dc1buensuceso2
54ec4e2bae959buensuceso3
54ec4e31be44fbuensuceso4

En la Cuaresma de 1982 se bendice una nueva imagen de la Virgen de la Caridad, obra de Joaquín Jesús Sánchez que será la que procesionará en el paso de palio de la hermandad hasta que en 1991, la cofradía adquiere la nueva imagen de María Santísima de la Caridad que procesiona en la actualidad y que es obra de Miguel Ángel González Jurado, pasando la anterior al monasterio de Santa Cruz, residencia de las Monjas Franciscanas Clarisas. Ese mismo año de 1991 la nueva imagen realizará su primera salida procesional, comenzando la misma a los sones de la marcha “La Madrugá” por expreso deseo del autor.

En el año 1986 se constituye la primera cuadrilla de costaleros del paso de misterio y en 1988 se aprueba el paso de la hermandad por la Cuesta del Bailio, lugar que durante años ha sido el preferido por miles de cordobeses para acompañar a la cofradía.

En el año 1991 se reforma la composición de la escena del Encuentro, suprimiéndose la figura del Cirineo, un San Expedito que Martínez Cerrillo había reconvertido y que había procesionado desde 1974.

Hasta el año 1994, los hermanos vestían un hábito nazareno con cubrerrostro y fajín azules y túnica burdeos. Entre este año y el 1995 se acometió su sustitución por el actual de túnicas y cubrerrostros de sarga en color rojo y cinturón de esparto con hebilla de cuero.

En el año 2003, el imaginero cordobés restaura la imagen de María Santísima de la Caridad en sus Dolores y realiza una nueva imagen de San Juan con lo que comenzará una renovación de las figuras y disposición del misterio que incorporará en el año 2004 la imagen de María Magdalena, en el 2005 las imágenes de María Salomé y María Cleofás y en el 2006 la del Cirinero, todas ellas, obras de Miguel Ángel González a quien la hermandad ha confiado la renovación del paso de misterio que aún sigue realizándose.

Sede Canónica

Parroquia de San Andrés.